¿Qué es el malware y qué tipos son los más comunes?

A lo largo de todos estos años trabajando frente a una pantalla y conociendo el amplio mundo de la tecnología, una de las cosas a las que más me he enfrentado en los ordenadores de las personas que han acudido a mí en busca de ayuda para para solucionar problemas es al software malicioso o malware.

Estaréis de acuerdo conmigo que la informática y, en particular, Internet, ha revolucionado nuestras vidas y nos facilita muchas tareas. Pero igual que nos ofrece muchas cosas buenas, también hace justamente todo lo contrario.

¿De qué temas se habla?
  1. ¿Qué es el malware?
  2. ¿Cuáles son los tipos de malware más comunes?
  3. Los dispositivos móviles y el malware
  4. Detectar aplicaciones móviles maliciosas es complejo
  5. Conclusión

¿Qué es el malware?

Seguramente habrás escuchado cientos de veces que los ordenadores de tus amigos o familiares van extremadamente lentos y creen que es porque podrían tener algún que otro "virus" en el sistema. Y sabemos que los virus son malos, pero ¿qué son exactamente y cómo podemos protegernos de ellos?

En primer lugar, un virus es un programa de software como cualquier otro, por ejemplo el navegador que utilizas para acceder a Netflix, la Calculadora de Windows... con la diferencia de que éstos están diseñados para penetrar las defensas de tu ordenador con una intención nada buena.

Los virus son un tipo de malware, o software malicioso. Hay muchos tipos de malware en el mundo digital, todos ellos desarrollados para causar estragos.

¿Cuáles son los tipos de malware más comunes?

Como te comentaba, el malware es un software que está diseñado con propósitos maliciosos. Está construido a propósito para tomar el control de tu dispositivo, es decir tu ordenador portátil o de sobremesa, tu teléfono o tableta, y manipularlos de alguna forma o incluso dañarlos. Además, el malware puede robar tu información financiera o las credenciales de tus cuentas online.

¿Pero qué tipos de malware entran con más frecuencia en un sistema operativo? Quizás el más conocido a nivel popular es el "virus", pero no es el único, ya que también hay gusanos, troyanos, bots, spyware, ransomware y adware. Veamos algunos de estos tipos un poco más a fondo.

  • Los virus siempre están asociados a un archivo. Si un desconocido con malas intenciones te envía un documento de Word con un virus adjunto en él, para ser infectado tienes que descargar y abrir ese documento. Esa es la mayor diferencia entre los virus y los gusanos.
  • Los gusanos no son "archivo-dependientes", es decir, pueden funcionar sin la necesidad de estar asociados a ningún archivo. Si estás conectado a Internet, un gusano puede entrar en tu equipo sin hacer absolutamente nada. Se infiltran en las redes y ordenadores buscando brechas o puntos débiles en su código. Una vez que consiguen acceder, pueden causar graves daños a tu información, incluyendo la destrucción de archivos, que hará que tu sistema operativo funcione mal.
  • Los troyanos son un tipo de virus y son diseñados para dar acceso a tu equipo a otro usuario. Lleva el nombre del caballo de Troya mitológico en la guerra de Troya, que son inofensivos durante la descarga, pero una vez dentro, se activan y es entonces cuando las cosas se complican. El usuario que está al mando del troyano puede hacer cualquier cosa como si él mismo fuese el propietario, desde tomar el control de la webcam y el micrófono – de ahí el famoso truco de tapar la cámara con un adhesivo –, hasta ejecutar programas, ver todas tus imágenes, copiar archivos, borrar información e incluso ver qué teclas estás pulsando (esto se conoce como keylogger).
  • El adware tiene por objetivo desplegar todo tipo de anuncios publicitarios en tu ordenador. Ahora muchos sitios web tienen publicidad, pero no es ese tipo de publicidad a la que nos referimos cuando hablamos de adware. Nos referimos a esa publicidad que se abre en un número ilimitado de instancias, con múltiples enlaces, colores extraños, etc. Publicidad molesta e invasiva, además de engañosa.
  • El spyware es como el "ojo que todo lo ve" del malware. Reúne todo tipo de información sobre tu sistema, realiza un seguimiento de tus actividades y supervisa tu actividad de navegación. Incluso puede registrar las pulsaciones del teclado, con lo cual si escribes una contraseña, el spyware puede "memorizarla".

Los dispositivos móviles y el malware

Siempre se ha escuchado de todo sobre las amenazas informáticas en ordenadores, pero la gente no es consciente de que los teléfonos inteligentes son el foco principal del malware en la actualidad debido a su creciente uso.

Todos los tipos de malware de los que he hablado en este artículo, hoy en día pueden "secuestrar" tu teléfono. Teniendo en cuenta la gran cantidad de aplicaciones que descargamos y lo fácil que es pulsar la pantalla de nuestro terminal, ¿no resulta lógico que el "malware móvil" cada vez sea más?

Detectar aplicaciones móviles maliciosas es complejo

Ahora que ya sabes más sobre el malware, hablemos un poco sobre las aplicaciones maliciosas.

No suelen detectarse con facilidad, ya que intentan lo máximo posible aparentar ser legítimas. Y es que de eso se trata, de engañar al usuario haciéndole creer que son aplicaciones seguras, comunes y corrientes.

Los diferentes tipos de aplicaciones maliciosas que podemos encontrar incluyen:

  • Aplicaciones que rastrean tu ubicación.
  • Aplicaciones que roban tus datos.
  • Aplicaciones que borran toda tu información.

Todas tienen un mismo objetivo: acceder a tu móvil y observar tu comportamiento, robar todos tus datos o dañar el dispositivo.

Puedes intentar detectar estas aplicaciones asegurándote de que el nombre de la app y la desarrolladora que la ha publicado sean los originales.

Una de las operativas más empleadas por los ciberdelincuentes que se dedican a esto consiste en clonar aplicaciones muy populares cambiando pequeños detalles para que parezca la original, por lo que es muy fácil que acabes picando sin darte cuenta.

Lamentablemente, no todas las aplicaciones infectadas son copiadas y muchas de ellas se crean desde cero, por lo que es muy difícil saber si son seguras o no.

Conclusión

Es imposible describir en un solo artículo todos los distintos tipos de amenazas que engloba el malware entre los que se encuentran los famosos "virus". Lo que está claro es que todo el malware tiene un objetivo en común que es causar daños y robar datos.

Hoy en día existen muchas opciones para proteger tanto ordenadores como teléfonos inteligentes de todas estas amenazas, y la mayoría son gratuitas. También hay compañías expertas en ciberseguridad que publican informes sobre software y aplicaciones peligrosas que deberíamos evitar descargar.

Si te ha gustado ¿Qué es el malware y qué tipos son los más comunes? y te gustaría seguir leyendo contenido similar, puedes visitar la categoría Seguridad. ¡Y no olvides dejar un comentario 🤗!

Alex Monrás

Fundador y CEO de DominioGeek. Siguiendo sin interrupción los últimos acontecimientos tecnológicos. Tengo 15 años de experiencia creando contenido en la red sobre tecnología, informática e Internet.

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Utilizamos cookies en nuestro sitio web para ofrecerte una mejor experiencia. Más información